miércoles, 15 de febrero de 2012

La inseguridad de Bella Swan

La personalidad de Bella Swan, la protagonista de la saga Crepúsculo, es, en la mayor parte de la historia que protagoniza, típicamente adolescente. Su modo de pensar y percibir la realidad es muy propio de cualquier quinceañera en plena erupción hormonal y con la personalidad todavía por formar. Sentado este principio, creo además que de todos los rasgos psicológicos que caracterizan a una adolescente, hay uno que en Bella destaca por encima de los demás: su inseguridad.

Un hecho que ilustra claramente que Bella es una chica muy insegura, lo encontramos en el inicio de la saga. En él, sucede que Bella llega a su 
nuevo instituto en Forks; y en la narración que ella hace de este hecho, podemos percibir claramente el miedo profundo que la invade y domina. Atraviesa los pasillos de su nuevo instituto cabizbajamente, intentando pasar desapercibida porque tiene miedo de que sus nuevos compañeros se rían de ella o de que simplemente se fijen en ella por constituir una novedad dentro del ambiente estudiantil de Forks.

Por otra parte, el tono narrativo en el que está escrita la saga, denota miedo, inseguridad y falta de carácter. Es la voz interior de Bella Swan, su pensamiento. Por eso se puede decir que no sólo es observable su inseguridad a través de unos hechos determinados que nos va narrando, sino que ésta se halla presente en cada una de las páginas que conforman Crepúsculo. La obra entera está impregnada de los miedos pueriles e irracionales de la protagonista.


A lo largo de la narración van surgiendo más detalles, más escenas con los que la autora, Stephanie Meyer, termina de trazar a la perfección el perfil psicológico de Bella. En cierto modo, se puede decir que Bella es una persona contradictoria, ya que en el fondo es una chica guapa y sociable, que perfectamente podría convertirse en la muchacha más popular de su instituto; pero fruto de su inseguridad, del no saber imponerse a los demás, de temer a las personas, opta por llevar una vida solitaria y recluida, convirtiéndose en una lectora empedernida, en una empollona y, en parte, en una marginada.


Esta inseguridad suya, en mi opinión, es debida a distintas causas. Para empezar, como he dicho, influye mucho la edad en la que se encuentra: la adolescencia. Las inseguridades y los complejos son típicos de la adolescencia. Pero hay otros motivos que causan su inseguridad, 
entre los que quizás cabe contar el hecho de que sus padres están divorciados y por ello ha crecido casi siempre bajo el cuidado de sólo un progenitor, por lo que le han faltado apoyos afectivos. Es decir, ha crecido de forma más o menos solitaria y desamparada, y esto quizás la ha hecho débil.

Por otra parte, hay que decir que Bella da bastantes muestras a lo largo de toda la narración de ser indudablemente inteligente (lee mucho, saca buenas notas…); y no me parece un disparate afirmar que la inteligencia muchas veces causa inseguridad a quien la posee. Sólo un completo idiota, un estúpido, avanza en línea recta a lo largo de su existencia, totalmente
 seguro de sí mismo, sin cuestionarse nada y sin percibir los errores que va cometiendo por el camino.

Generalmente consideraríamos la inseguridad de Bella como un grave defecto, que debiera ser subsanado cuanto antes mejor. Lo paradójico es que, en la narración, la debilidad psicológica de Bella, lejos de constituir un defecto, ejerce como virtud, pues de ella se enamoran tres chicos de Forks (lo que constituye sin duda un gran logro social y amoroso), por 
dos motivos principalmente: por su lánguida belleza de chica atormentada, de la que ya dije algo en otro artículo, y por su inseguridad, lo que nos interesa en el presente.

En efecto, en mi opinión, Edward Cullen, Jacob Black y Mike Newton, sus tres pretendientes, se sienten fuertemente atraídos, no tanto por sus virtudes (que podrían ser inteligencia, sensibilidad, cultura…), como por su debilidad, por su inseguridad. El por qué es bien sencillo de explicar:


Estos tres chavales constituyen tres ejemplos de personas con características psicológicas opuestas a las de Bella: son tipos duros, seguros de sí mismos. Los tres, musculosos, altos, guapos, personas con carácter, son muy conocidos y admirados en la población de Forks; por tanto, la popularidad, la fortaleza física y espiritual, no dice nada a estos tres jóvenes, pues ya poseen esos atributos; además, no sólo los poseen ellos, sino que también están acostumbrados a advertirlos en sus compañeros y compañeras del instituto. Como el ser humano generalmente anhela aquello que no tiene, ellos buscan en las chicas todas aquellas cualidades que no poseen; que son exactamente las que posee en una proporción casi enfermiza Bella Swan.


Y no sólo eso; su inseguridad les encanta por otro motivo más. Al verla tan insegura, la creen una mujer totalmente sumisa, dócil, que fácilmente se someterá a su voluntad. Esto hace de ella una muchacha apetecible, con la que apetece casarse, ya que el matrimonio con ella se plantea agradable y cómodo para cualquiera que se convierta en su marido; y más sabiendo cómo están las cosas en la sociedad occidental actual, en la que la mayoría de mujeres, que poseen carácter y personalidad, son independientes e instruidas, no aceptan el mandato de nadie, y quizás mucho menos el de cualquier hombre.


Lo cierto es que a los hombres chapados a la antigua se les plantea un matrimonio difícil en el mundo moderno; Edward, Jacob y Mike indudablemente lo son, son hombres con una mentalidad antigua, rancia (Edward, por ejemplo, nació a principios de siglo XX y posee la moralidad de las clases altas norteamericanas de su época); por eso, conscientes de lo complicadas que están las cosas para tipos vagos y machistas como ellos, buscan y aprecian a muchachas como Bella.


La conclusión que se puede extraer sobre lo expuesto en este artículo, es que los defectos, en sentido estricto,
 en sentido objetivo, no existen. Ningún atributo de la personalidad de una persona es totalmente positivo o negativo; para muchos, Bella sería una muchacha con defectos; sin embargo, otros llaman virtudes a esos mismos atributos, y los valoran. Si Bella no fuese tan insegura, de ella no se hubiesen enamorado Edward, Jacob y Mike, sin duda lo mejorcito del Forks masculino. Ellos consideran su inseguridad una virtud, una cualidad. Las características no son ni buenas ni malas; simplemente son y provocan distintas reacciones y consecuencias en la sociedad.

2 comentarios:

  1. Hace unos meses escribía un breve ensayo sobre la saga Crepúsculo; concretamente, sobre su protagonista, Bella Swan. Sin embargo, en aquel artículo no dije todo lo que sabía -o creía saber- sobre ella. Lo cierto es que, tras su publicación, seguía reflexionando acerca de Bella Swan, seguía interesándome; seguían acumulándose muchos pensamientos sobre ella en mi cabeza, hasta el punto de que cuando me topaba con alguien que confesaba ser un lector de la saga, no podía evitar el transmitirle apasionada y frenéticamente mis últimas reflexiones sobre ella.

    Sin embargo, el alivio intelectual que sentía al comunicarle oralmente a alguien mis pensamientos acerca de Bella, no era demasiado duradero. Una vez que había hecho partícipe a una persona de mis hipótesis y conjeturas sobre ella, sólo habían de pasar unos pocos días para que mis teorías volviesen a mi cabeza, allí se perfeccionasen, y en consecuencia mis ganas de transmitirlas se renovaran.

    Así es como llegué a la conclusión de que debía escribir todo lo que últimamente había reflexionado acerca de Bella Swan. Únicamente de este modo hallaría la paz espiritual; únicamente escribiendo mi teoría, mis reflexiones, lograría desprenderme del enorme peso que constituía mi saber sobre ese tema. Es por eso por lo que decidí escribir este brevísimo ensayo; buscaba la clase de alivio que sólo la escritura proporciona; buscaba plasmar y librarme de mis atormentadoras reflexiones para siempre y de una vez por todas.

    Álvaro Gúrpide

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho, en casi toda la publicación he estado 100% de acuerdo contigo, y hasta en algunas partes te diré que me he sentido identificada.

    Lo único en lo que discrepo un poco (que nunca es malo tener diferente opinión) es en la parte de que si Bella no fuera tan insegura no se hubieran fijado en ella, que si hubiera tenido carácter no la habrían querido como pareja. Yo creo (como lectora de los dos primeros libros) que en algunas partes ha demostrado tener caracter, lo que que pasa que muchas veces cuando lo ha sacado ha sido para hacer cosas que quizás se podían entender como actos de sumisión hacía Cullen, como por ejemplo cuando dedició si o si volverse un vampiro.

    Por todo lo demás, perfecto. Me voy a leer el siguiente!

    ResponderEliminar